Repost del último artículo que pudo publicar. Viernes, 2 de julio de 2021 El médico tras la verdad

02.07.2021

Debido a la censura al Blog del Doctor Luis Miguel de Benito me dispongo a dejaros por aquí todos los artículos que ha publicado este año 2021 hasta la fecha de su censura, espero que a todo aquel que encuentre este post le sirva de ayuda. 

No es solidario, es absurdo


No es solidario pincharse porque otros se pinchan. Es el argumento que empleaban los yonkis que se inyectaban heroína.

No es solidario ponerse quimioterapia porque otros necesiten quimioterapia para tratar sus enfermedades.

No es solidario amputarse una pierna porque algunos pacientes con trastornos vasculares no tienen otro remedio.

No es solidario recibir, en definitiva, un tratamiento que hace falta a algunos, pero no a todos. Y aquí está el objeto del debate: los médicos se callan cuando obvian lo evidente, que nunca ha habido un tratamiento que se aplique a todo el mundo sin distinción. Pero hay más. Fruto de este error, de considerar que hay tratamientos de aplicación universal, surge otro aún más grave. Si esto se acepta, se tiende a presentar al que no desea recibirlo como insolidario y egoísta. Es una absoluta necedad señalar como enemigo social a quien no desea recibir un tratamiento. La sociedad (y los gobiernos) no puede imponer tratamientos: los tratamientos los pautan los médicos, los indican y prescriben médicos. Mientras el derecho esté como está y siga vigente la Ley de Autonomía del Paciente 41/2002 (ya se encargarán de cambiarla) quienes pueden estar en el punto de mira de la responsabilidad son los sanitarios que han inyectado o siguen inyectando los tratamientos sujetos a prescripción facultativa sin ella y los jueces que han autorizado su administración. Ojalá el mundo recobre la cordura pronto.