Repost lunes, 24 de mayo de 2021 El médico tras la verdad

24.05.2021

Debido a la censura al Blog del Doctor Luis Miguel de Benito me dispongo a dejaros por aquí todos los artículos que ha publicado este año 2021 hasta la fecha de su censura, espero que a todo aquel que encuentre este post le sirva de ayuda. 

In memoriam

El pasado 20 de mayo fallecía a los 90 años el profesor Gonzalo Herranz, médico y maestro de médicos. Su bibliografía la encontraréis con facilidad. Aquí quiero dejar constancia de algo que no encontraréis y que forman parte del poso que su enseñanza dejó en mí. Impartía la asignatura de Deontología Médica en quinto de carrera (la única matrícula de honor de mi expediente académico de la que me siento realmente orgulloso), y posteriormente elegí un curso de doctorado que impartía, Metodología de la Investigación Científica: impresionante. Sintetizaba lo esencial con asombrosa naturalidad, y en su rectitud no dejaba pasar una, hubiese quien hubiese por medio. Con mucho cariño pero con contundencia, fuese cual fuese el foro, decía "no, eso no puede ser" cuando tenía noticia de algo contrario a la ética médica. Encontraréis titulares en la prensa nacional donde arremetía hasta contra los Colegios de Médicos y les hacía responsables por permitir que los laboratorios comprasen a los médicos. Pero especialmente se mostraba indignado cuando tenía constancia de un perjuicio directo al paciente por mala praxis dolosa.

La última vez que contacté con él fue hace seis años. Fue para consultarle una cuestión de supuesta descortesía entre colegas. Me atendió con mucha amabilidad advirtiéndome que su cabeza no "rulaba" ya como antes, pero poniendo en práctica lo que enseñaba de que "el viejo profesor nunca abandona a sus alumnos". También en esa ocasión acertó de pleno con su consejo. ¡Cómo me hubiese gustado que ahora manifestase su saber y humanidad a la situación que estamos viviendo! ¡Cómo me gustaría saber su opinión sobre el linchamiento que los Colegios de Médicos muestran hacia los médicos que luchan por sus pacientes cuya salud está siendo amenazada por directrices oficiales sin razón ni fundamento científico!

En un viaje que hice con él de Pamplona a Madrid allá por 1993 le pregunté por los delicados cambios que se estaban introduciendo en el Código de Deontología. Veía la deriva hacia la que caminábamos y sentenció: "Mire (siempre nos tratamos de usted), el Código cambiará lo que quiera pero usted nunca abandone a sus pacientes". Vaya esto en su recuerdo y en tributo a todos aquellos médicos que, por encima de instituciones y leyes, ajenos a la crítica cazurra de los medios de comunicación vendidos y con riesgo de sus patrimonios, nunca abandonan a sus pacientes velando por sus derechos. Que Dios que es buen pagador le tenga en su gloria. Muchas gracias, profesor.